top of page

Panorama Educativo

Entrevista a Julio Kcomt, Director del Colegio Parroquial San Pedro Chanel y presidente del Consorcio de Colegios Católicos en la región Piura.



“Sin educación no hay progreso” es una frase que hemos escuchado muchas veces y en diversas situaciones. Y sin duda, es una frase cierta. Para hablar sobre la situación actual de la educación en nuestro país, nos contactamos con Julio Kcomt, educador peruano con una larga trayectoria que le ha hecho acreedor de las Palmas Magisteriales en el grado de Maestro. Además, actualmente se desempeña como director del Colegio Parroquial San Pedro Chanel y es el presidente del Consorcio de Colegios Católicos en la región Piura.


La educación


Para Kcomt, la educación va más allá de las aulas pues indica que “es una herramienta poderosa de cambio y transformación social”. En ese sentido, la labor de los maestros impacta en la sociedad ahora y en el futuro. “Los educadores formamos parte de una comunidad que contribuye a un proceso de construcción social. A decir de los maristas, contribuimos a una segunda creación con la esperanza de cooperar para que las personas sean más virtuosas”, resalta.


Él menciona que la esencia de la educación es “la formación integral del educando para, en un futuro, contar con personas más humanas vinculadas al trabajo y a la sociedad, con un proyecto de vida que les permita actuar eficazmente en los diversos aspectos de la sociedad”. Por lo tanto, la educación implica el desarrollar conocimientos a nivel cognitivo, y mediante estos, fortalecer diversos aspectos como las competencias, actitudes y valores humano-cristianos, persiguiendo el bien común en la sociedad.


Situación en la región norte


Durante las últimas semanas, hemos sido testigos de los diversos estragos que han causado la presencia de fuertes lluvias en las diversas provincias del norte. “No hay eficiencia ni eficacia por parte del Gobierno Central para reconstruir los colegios y zonas aledañas a estos afectados por los desastres naturales en las regiones del norte. Tenemos estudiantes que no tienen colegios por años” menciona.


Por otra parte, para Kcomt es necesario que las políticas educativas se ajusten a las necesidades de las diversas regiones. Por ello, nos señala que se debe revisar la pertinencia del currículo, lo cual implica reconsiderar el Plan Educativo Local y el Plan Educativo Regional. Otro desafío que menciona es el aumento en las brechas que existen en los servicios educativos en los sectores públicos y privados. Sumado a ello, indica que los docentes carecen de una mayor preparación para atender estudiantes con algún tipo de discapacidad.


Calidad educativa:


Respecto a este tema, Kcomt nos cuenta que, si bien existen esfuerzos por mejorar la calidad educativa aumentando el presupuesto y mejorando la formación de los estudiantes mediante una cultura de logros y resultados, aún hay grandes brechas debido a la pandemia.

“Necesitamos elementos para medir la calidad educativa y evitar tener posturas subjetivas sobre este tema. Por ejemplo, considero que son necesarias las acreditaciones y certificaciones de calidad educativa ofrecida por organismos internacionales, pero a su vez es importante que en el Perú se activen estos procesos de acreditación por parte del Estado. Esto debe realizarse con carácter urgente, ya que es preciso que se involucre formalmente y de manera obligatoria en todos los colegios públicos y privados”, resalta.


En relación con la educación por competencias, comenta que es una metodología positiva, ya que promueve el desarrollo de habilidades, destrezas y capacidades. “Sin embargo se está considerando en demasía los procesos del estudiante y no sus resultados. Ello nos podría dejar el mensaje de no pensar en la eficacia de nuestras acciones sino sólo en las buenas intenciones”. Para él, un logro de competencias sí o sí debe considerar el producto final del estudiante.


Educación religiosa


Como presidente del Consorcio de Colegios Católicos en la región norte, señala que “el educador católico no sólo debe enseñar los contenidos de su área curricular, sino que además debe educar con el ejemplo y coherencia de vida, así evangelizar a sus estudiantes”. Por lo tanto, comenta que la educación religiosa no se puede circunscribir en una transmisión de saberes, pues va más allá. Esta debe aspirar a que los niños y jóvenes se forjen en el “saber hacer”, poniendo énfasis en sus comportamientos, y “saber ser” que se relaciona con sus actitudes.

“Para ello, se debe trabajar el proyecto de educación en valores que empieza con la recuperación de la persona humana. De este modo, la educación religiosa forma en valores morales y espirituales, y los educadores se comprometen a dar testimonio de Cristo en su diario vivir a enseñar”, recalca.


Para culminar, el mensaje que da a los docentes es el siguiente: “Los docentes somos agentes del cambio y desarrollo social, por eso necesitamos contar con una sólida formación y vivencia en valores humanos, que nos permitan ser punta de lanza para la búsqueda del bienestar comunal. Tenemos la noble misión de acompañar a nuestros estudiantes en su proceso de formación camino a la ciudadanía, no desmayemos ante la presión social por dejar de lado la formación del carácter y la disciplina de nuestros estudiantes”.


2 visualizaciones

Comments


La mejor fuente de información para el docente

Aquí encontrarás entrevistas, artículos y opiniones, preparados por docentes peruanos y latinoamericanos, expertos en diversas áreas educativas.

Te invitamos a descubrirlos, leerlos y compartirlos.

¿TE GUSTARÍA COMPARTIR ARTÍCULOS EN NUESTRA WEB Y/O NOTICIAS SOBRE LAS ACTIVIDADES DE TU COLEGIO?

Completa tus datos aquí, en menos de 1 minutos, y nos comunicaremos contigo a la brevedad.

Untitled design (10).png

* Todos los artículos pasarán por evaluación y aprobación previa del Consejo de Antesala.

bottom of page