top of page

La unión hace la fuerza

Entrevista a Betsabé Márquez, presidenta de ADECOPA.



Betsabé Márquez tiene más de 40 años de experiencia en el ámbito educativo. Su especialidad es inglés y ha realizado las maestrías en Asesoramiento Educativo Familiar y Dirección de Centros Educativos, ambas en la Universidad de Villanueva (España). Ser maestra, junto con ser mamá, ha sido y es el centro de su vida.


¿Puede contarnos más de usted?


Mi nombre es Betsabé Márquez de Gálmez, soy Directora General del Colegio Santa Margarita y este año tengo el gusto de presidir ADECOPA, la Asociación de Colegios Particulares Amigos, que agrupa a 31 colegios privados de Lima. Tengo varios años de experiencia: pude trabajar en las primeras comisiones académicas y, durante la pandemia, fui vocal de la comisión, sacando adelante diversas actividades como el concurso de juegos florales, concurso de debate y la Conferencia Internacional de Profesores. El año pasado me propusieron la presidencia de la asociación y con mucha alegría acepté porque creo que hace mucho bien a la calidad educativa en el país y contribuye a salvaguardar los objetivos de la educación privada.


¿Qué es la educación para usted?


La educación para mí es lograr desarrollar el máximo potencial dentro de cada uno de los estudiantes que pasan por la escuela, potenciar sus fortalezas personales, intelectuales, académicas y físicas, y brindar un desarrollo integral en todas sus dimensiones. Si bien reconocemos que los padres son los primeros educadores, la escuela es la primera colaboradora de los padres en lograr la misión de educar a los hijos.


¿Cuáles son los mayores retos que ha enfrentado durante su experiencia como docente?


Uno de los mayores retos ha sido definitivamente el tema de la pandemia, en el cual tuvimos que trabajar virtualmente todo lo que habíamos estado acostumbrados a trabajar de manera interpersonal. La educación es relacional, necesita de la presencialidad para ser integral, social, real, sólida. Entonces, lograr que cada colegio cumpla con su misión educativa fue un gran desafío ya que implicaba transmitir toda una cultura escolar a través de una pantalla, porque educar es mucho más que un libro de texto o transmitir unos conocimientos, es formar a la persona. Conseguir eso a través de la pantalla fue muy difícil.


ADECOPA cumple 25 años como una organización que busca fomentar la educación de calidad, la cultura y el deporte para el desarrollo integral de los estudiantes, ¿cómo están cumpliendo su propósito?


Lo estamos cumpliendo brindando las oportunidades para que todos los actores que están vinculados a la educación puedan desarrollarse de la mejor manera. En cuanto alumnos, qué mejor que a través del deporte, sobre todo después de un periodo de confinamiento. Hemos retomado las buenas prácticas en el ámbito deportivo, respetando el fair play, la interacción y la sana competencia. Queremos que estos 25 años realmente reflejen que se puede competir de manera justa y que la competencia deportiva sirve para lograr el bien común. Por otro lado, los alumnos se enfrentan académicamente en juegos florales, en concursos de debate, participando en el Integrarte (concurso de arte), etc.


Y luego, tenemos a los docentes, quienes son atendidos a través de la Conferencia Internacional de los Profesores (CIP). Este año nos interesa que el tema central sea la educación del carácter y el aprendizaje, dos aspectos indispensables que tienen que ir de la mano. Respecto a la educación del carácter, queremos trabajar el “grit” que es una fuerza interior que te lleva a perseverar hasta cumplir tus objetivos. Para ello, es necesario adquirir buenos hábitos, también conocidos como virtudes. En la parte académica veremos todo lo que es aprendizaje, y cómo potenciarlo, también sobre los nuevos modos de aprender mejor.


Luego, un tercer grupo son los directores y directivos, aquellos que se encargan de mantener y promover la cultura de cada escuela, con el fin de cumplir los proyectos educativos. Para ellos se está organizando el CADEP, el Congreso Anual de Directores de Escuelas del Perú. En este aniversario se ha creado un Comité Consultivo, que está conformado por los antiguos presidentes de ADECOPA, personas con muchísima experiencia en educación, quienes velarán para que el congreso cuente con ponentes de alto nivel. Es muy probable que el tema central sea cómo preservar la parte humana en tiempos de inteligencia artificial y el reto que supone para las escuelas este aspecto de la tecnología.


Todas esas cosas unidas van a hacer que este año sea especial y memorable. Además, para que quede algo tangible, pensamos en editar y publicar un libro de ADECOPA con artículos relacionados a la educación escritos por los antiguos presidentes de la asociación.


¿Cuáles han sido los logros que han tenido como asociación durante estos 25 años?


Uno de los grandes logros es que, respetando las diferencias de cada escuela, hemos logrado hacer una asociación sólida de muchísima colaboración, amistad y respeto entre estos distintos actores: alumnos que se identifican como colegio ADECOPA, docentes y coordinadores de área que trabajan en conjunto. Para la Conferencia Internacional de Profesores anual tenemos una comisión integrada por representantes de varios colegios que trabajan en equipo para sacar adelante el evento.


Por otro lado, ADECOPA ha logrado posicionarse gremialmente como un estamento representativo y sólido de colegios ante las instancias gubernamentales como el Ministerio de Educación. Asimismo, muchas veces ADECOPA es consultado cuando hay un proyecto de ley en el Congreso relacionado a la educación. También buscamos mantener relaciones con otras alianzas de colegios privados, con el fin de tener presencia de manera gremial, cada vez que sea necesario.


¿Por qué es importante que un colegio pertenezca a una asociación como ADECOPA?


Porque necesitamos unir esfuerzos para que nuestros alumnos puedan lograr esa interacción, no solamente a nivel de su propio colegio, sino a nivel de una asociación que le dé espacios para lograr una educación integral. La unión hace la fuerza, por ende, nosotros nos reunimos, participamos todos juntos, respetando las diferencias, y buscamos aprender unos de otros. Eso es muy positivo porque, si ocurre algún problema u obtenemos algún logro, los directivos estamos comunicados, hay una sinergia impresionante.


Tenemos también conversatorios, a nivel docentes y a nivel directivos, que nos permiten mantenernos informados sobre temas educativos, laborales o alguna cuestión legislativa. Así podemos estar a la vanguardia en los nuevos descubrimientos, alcances y enfoques que se están adoptando en la pedagogía y didáctica. Es una ayuda invalorable.


¿Qué proyectos tienen a futuro? ¿Han pensado en incorporar a la asociación colegios de otras regiones?


Tenemos eso siempre en mente y como reto. ADECOPA empezó como un espacio para que nuestros alumnos puedan competir deportivamente, y si nos quedamos solo en ello, es difícil poder incluir otros colegios a nivel nacional. Pero si vemos los distintos espacios que hemos creado, sí podemos pensar en otro tipo de actividad, como intercambios de alumnos y profesores. Además, la virtualidad nos ha abierto las puertas, ya que existen otros espacios que podemos seguir aprovechando, como lo hicimos durante la pandemia, para realizar concursos, debates y conversatorios.


Por otra parte, la idea es seguir consolidando la asociación como una entidad sólida y representar una calidad educativa, para así ser referentes de otros que van por esa ruta. Principalmente queremos afianzar lo que tenemos: somos 31 colegios y queremos seguir creciendo y, a la par, fortalecer nuestro plan estratégico con miras al futuro.


Además de ello, ADECOPA organiza, a veces, viajes internacionales, no de estudio, pero sí misiones para ver qué está pasando en el extranjero. Ya lo hemos hecho previamente, pero por la pandemia tuvimos que parar. Ahora, queremos seguir fomentando misiones de directivos al extranjero, a Canadá, a Finlandia, Inglaterra, Australia, donde sea necesario, con el fin de conocer un poco más cómo está la educación de calidad en otras partes del mundo, traer las buenas prácticas y compartirlas. La idea es mantener esa sinergia, pues cada colegio tiene una riqueza especial y al conocerlas, podemos ver si ello funciona. De este modo, podemos ayudar a otros colegios, que aún están en la etapa inicial, se sirvan de la experiencia que tiene ADECOPA y sigan creciendo.


¿Para terminar, ¿qué mensaje te gustaría transmitir a los docentes?


Les diría que el secreto de todo buen educador está en hacer pensar a sus alumnos. Yo creo que tú puedes tener mil metodologías y herramientas tecnológicas, pero hasta que no logres que los alumnos piensen y desarrollen su pensamiento crítico, no estás verdaderamente educando. Es necesario que ellos puedan entender lo que leen, no solamente a un nivel literal, sino que puedan diferenciar, inferir, deducir, extrapolar, eso me parece a mí lo más central. Y no olvidar que, para poder pensar, uno de los fundamentos es la lectura. Parece muy sencillo, pero la lectura es la base del aprendizaje.


La clave para los docentes está en no perder la ilusión. Si bien es un trabajo inacabable e inacabado, es una de las labores más nobles el formar personas, más aún, en formar personas de bien, si le añades eso. No hay ningún otro trabajo que logre algo así.









4 visualizaciones

Comentarios


La mejor fuente de información para el docente

Aquí encontrarás entrevistas, artículos y opiniones, preparados por docentes peruanos y latinoamericanos, expertos en diversas áreas educativas.

Te invitamos a descubrirlos, leerlos y compartirlos.

¿TE GUSTARÍA COMPARTIR ARTÍCULOS EN NUESTRA WEB Y/O NOTICIAS SOBRE LAS ACTIVIDADES DE TU COLEGIO?

Completa tus datos aquí, en menos de 1 minutos, y nos comunicaremos contigo a la brevedad.

Untitled design (10).png

* Todos los artículos pasarán por evaluación y aprobación previa del Consejo de Antesala.

bottom of page