top of page

La escuela se va de vacaciones, la Educación no

Por Frids Gonzales Rimachi, docente del Colegio Nuestra Señora del Carmen - Carmelitas


Nuestra vocación docente nos sugiere y nos recuerda que la educación escolar es un proceso pedagógico que va más allá de la periodificación regular,  abarcando también el periodo en el que la educación “formal” se retira por un tiempo dejando espacio a la “no formal” y a la “informal”, lo que conocemos comúnmente como “vacaciones”.

 

En función de entender esto, es necesario clarificar algunos conceptos. Para Jose A. Marina (2018), en el ámbito pedagógico, se identifican comúnmente tres tipos de educación. La educación formal, que tiene como objetivo principal impartir conocimientos de manera estructurada y se encuentra integrada en los sistemas educativos institucionales. Por otro lado, la educación no formal busca educar, pero lo hace de manera menos estructurada, como se ve reflejado en la educación familiar u otros contextos similares. En contraste, la educación informal no tiene como objetivo primario educar, pero ejerce una influencia significativa a través de los medios de comunicación, el entorno y las interacciones con pares. Dicho esto, las vacaciones escolares representan un periodo en el cual la educación formal se suspende temporalmente, permitiendo que la educación no formal e informal tengan un mayor protagonismo en el proceso educativo.

 

Para muchos de nosotros los adultos, las vacaciones son sinónimo de sol, arena y mar, un día de piscina, un viaje familiar, practicar el deporte favorito o simplemente días enteros de ocio y desconexión mental. Sin embargo, en el ámbito escolar este tiempo se traduce en actividades extracurriculares o vacaciones útiles, las que se convierten para muchos padres en la guardería perfecta o yendo al otro extremo, se vuelve un abandono total a su suerte rodeado de familiares y amigos que poco o nada les importa fomentar alguna actividad creativa. Ante esto, ¿Cómo debería ser considerado y aplicado el periodo vacacional escolar en nuestro contexto socio-cultural?

 

En el Perú la periodificación de las clases y las vacaciones escolares 2023 quedaron enmarcadas bajo la RM N°474 con inicio el 13 de marzo, con un asueto de medio año entre el 24 de julio y el 04 de agosto, finalizando las actividades lectivas el 22 de diciembre.  Esto nos pone ante un escenario de 11 semanas efectivas de periodo vacacional.

 

Según Pariahuache (2023), las vacaciones escolares representan un momento significativo en la vida familiar, ya que implican dejar de lado en gran medida la rutina estructurada de preparación para asistir a la escuela en horarios establecidos. No obstante, este periodo también suscita preocupaciones acerca de cómo ocupar el tiempo libre de los niños, si bien estas inquietudes son relativas y dependen de la situación particular de cada hogar; es necesario tener en cuenta que es altamente beneficioso que cada periodo de vacaciones proporcione un cambio de actividades que sean culturalmente enriquecedoras. Esto se debe a que, por su naturaleza, los niños están constantemente en proceso de aprendizaje y requieren oportunidades para explorar y desarrollar sus talentos. Ofrecerles experiencias culturales diversas durante este tiempo no solo fomenta su crecimiento personal, sino que también estimula su curiosidad y les brinda la posibilidad de ampliar sus habilidades y conocimientos.

 

Desde otra perspectiva, Girgulsky (2023), afirma que las vacaciones escolares deben brindar a los niños y adolescentes la oportunidad de aprender cosas que no se enseñan en la escuela. Para ella, factores como: el tiempo en familia, el descanso mental, la salud física, los viajes, el tiempo para ponerse al corriente de temas sociales y el aburrimiento creativo son vitales para un total aprovechamiento de este periodo con tal fin.

 

Desde un punto de vista médico, para el Instituto Nacional de Salud Mental las vacaciones útiles proporcionan un espacio de distracción y recreación necesario para el desarrollo de los niños y jóvenes, facilita momentos de mayor interrelación social, les permite despejarse de las tareas habituales que han tenido durante el año escolar para vivir nuevas experiencias, donde los horarios son más flexibles y las normas menos rígidas, sin embargo hace énfasis en que los padres de familia no deben cometer el error de mantenerlos todo el día asistiendo a cursos, porque las vacaciones deben servir sobretodo para estrechar las relaciones familiares.

 

Sin duda las vacaciones escolares representan un tema amplio en el que se concentran temas pedagógicos , laborales, familiares, y económicos. Es justo y necesario precisar que todas las premisas convergen en un tema en común: el tiempo en familia. Esto nos plantea a su vez tres situaciones y retos reales que se viven en España y que se ajustan perfectamente a nuestro contexto tales como:

 

  • Durante las vacaciones los niños y jóvenes tienen muchas horas familiares, que con frecuencia se convierten en 'horas de pantalla'. ¿Cómo volver a la tecnología un aliado?

  • Las vacaciones escolares no coinciden con las vacaciones laborales de sus padres, por lo que las familias tienen un problema serio: ¿qué hacer con ese periodo de desfase?

  • Las vacaciones como elemento discriminador, ya que existen experiencias educativas extracurriculares enriquecedoras y motivadoras, pero ¿Qué tan accesibles son para todos?

 

A esto se debe sumar el alto porcentaje de familias disfuncionales en nuestro país, lo que sin duda tiene un gran impacto en la educación de los niños y jóvenes que forman parte de esta realidad.  Es imperante entender que antes de delegar toda la responsabilidad a la escuela, veamos el 2024 como un tiempo propicio para asumir nuestra responsabilidad como padres y educadores vitalicios de nuestros hijos, teniendo claro que el mayor y más importante espacio de aprendizaje durante los primeros años de vida es el hogar, donde el proceso de adquisición de conocimiento y experiencias que forjarán al adulto es continuo y sostenido (que sea positivo o negativo depende de nosotros) y nos deja claro que la escuela se va de vacaciones, pero la educación, no.

 

Referencias:


 

Presentación personal:


Frids Gonzales Rimachi, licenciado en Educación por la UNMSM y docente de secundaria del área de Ciencias Sociales en el curso-taller de Social Studies del Colegio Nuestra Señora del Carmen-Carmelitas. Estudiante de Maestría en Docencia Universitaria en la Universidad Europea de Madrid. Cuenta con diplomados en Historia Universal en la UDEP, y Metodología de la Enseñanza de las Ciencias Sociales en la Universidad SLG-Ica. Además, tiene la certificación internacional de suficiencia del idioma inglés en el nivel C1 del CEFR y es Educador certificado de Google Nivel 2.


103 visualizaciones

Comments


La mejor fuente de información para el docente

Aquí encontrarás entrevistas, artículos y opiniones, preparados por docentes peruanos y latinoamericanos, expertos en diversas áreas educativas.

Te invitamos a descubrirlos, leerlos y compartirlos.

¿TE GUSTARÍA COMPARTIR ARTÍCULOS EN NUESTRA WEB Y/O NOTICIAS SOBRE LAS ACTIVIDADES DE TU COLEGIO?

Completa tus datos aquí, en menos de 1 minutos, y nos comunicaremos contigo a la brevedad.

Untitled design (10).png

* Todos los artículos pasarán por evaluación y aprobación previa del Consejo de Antesala.

bottom of page